Caminata y deconstrucción



Si caminar es dialogar con el paisaje y modificarlo, caminar es, en sí mismo, un acto artístico de deconstrucción. Solvitur ambulando. Caminar es establecer un diálogo con el paisaje y con el entorno. Caminar estimula los sentidos: mientras se camina, uno tiene que mirar a su alrededor, debe tomar consciencia de todo lo que le rodea, pues se corre el riesgo, sobre todo en la ciudad, de sufrir accidentes, ya sea vehiculares o a causa de los desperfectos de las banquetas. Al tomar consciencia de nuestro alrededor, un mundo nuevo se descubre ante nuestros ojos. Al poner atención divisamos, entre el polvo y la tierra y el pasto mal cuidado, pequeños objetos que de otra manera ignoraríamos.17
Sigue leyendo