Videgaray y la ultra derecha europea


A primera vista este artículo puede sonar como la exposición de una elaborada teoría de conspiración donde incluso el Papa está inmiscuido, pero no hay nada más equivocado que ello (con lo cual no se niega le veracidad de algunas de estas teorías). Más bien, esto es un llamado de atención.

Elecciones-Europeas_EDIIMA20140505_0561_5

Francia, Italia, Holanda y Dinamarca son algunos de los países donde partidos de ultra derecha triunfaron en las elecciones al Parlamento Europeo, dando una sacudida al planteamiento de las estructuras políticas y económicas al generar un bloque anti-europeo dentro de la institución que se plantea proteger los intereses de esta misma Unión ¿A qué se debe? Simplifiquemos la respuesta: ni en la derecha e izquierda tradicional, se ha encontrado respuestas coherentes y oportunas a las necesidades de la población de estos y otros países. Las tasas de crecimiento y empleo continúan creciendo magramente, estancándose o siendo incluso, negativas. La población no percibe un beneficio por estar en la Unión Europea, si no más bien un perjuicio por las condicionantes para la “ayuda” (léase, austeridad). Resultado: más votos para los partidos extremistas ¿Es que acaso ya nadie recuerda la historia?

Mientras, Luis Videgaray y la SHCP justifican el recorte en el crecimiento, culpando de nueva cuenta a la dinámica de los EE.UU. (en lo personal, le sugeriría que estudie las perspectivas para los siguientes años o la posibilidad de que se firme el TLC UE-EEUU) y a efectos de corto plazo de algunas de las reformas (argumento válido, más no suficiente).  La realidad es que son deficiencias estructurales del país y a esto me refiero no a la estructura petrolera o fiscal sino a los incentivos “profundos” que se han generado: “amiguismo” en las relaciones gubernamentales y empresariales, corrupción en las relaciones institucionales (sobre todo con el gobierno) y exclusión política y económica en las estructuras sociales (lo cual no quiere decir sólo pobreza).

images

¿Qué hay de común entonces entre el triunfo de partidos extremistas en Europa y el lento crecimiento en México? La exclusión de las estructuras institucionales (tanto políticas como económicas) de personas e ideas que cambien las perspectivas de futuro; esto se debe más que nada a que, por lo general, la inclusión de estos elementos conllevaría a acciones que rompan con el estatus quo y está claro que para ello se necesita una coyuntura  ya sea de “explosión ciudadana” o de una reforma del estatus quo hacia sí mismo; de lo contrario, la válvula de escape será la que se presenta en los países europeos: la inclinación de la sociedad hacia los extremos distantes y dañinos.

Para leer más al respecto:

Marie Le-Pen y sus aliados de ultra derecha: http://www.lemonde.fr/europeennes-2014/article/2014/05/28/sur-quels-allies-europeens-marine-le-pen-pourra-t-elle-compter_4427611_4350146.html

Blog de los autores de “¿Por qué fracasan los países?”: http://whynationsfail.com

Sobre la economía mexicana: http://www.sinembargo.mx/opinion/28-05-2014/24249

¿Qué hacer para crecer [en México]? http://www.elfinanciero.com.mx/tv/que-hacer-para-crecer.html

Perspectivas económicas de la OCDE: http://www.oecd.org/eco/economicoutlook.htm

Tratado de Libre Comercio EEUU – Unión Europea: http://en.wikipedia.org/wiki/Transatlantic_Trade_and_Investment_Partnership

Anuncios

Un comentario el “Videgaray y la ultra derecha europea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s