La Babel de nuestros tiempos (parte 1)


And in the naked light I saw

Ten thousand people, maybe more

People talking without speaking

People hearing without listening

(Simon & Garfunkel, “Sounds of Silence”)

En “La Cultura de los Derechos Humanos y la Cosmópolis,[1] describí la Cosmópolis como un amparo contra el demasiado papeleo y la tanta burocracia que puede resultar de una cultura de los derechos humanos inculta.  La función de la Cosmópolis es utópica, en el sentido que mencionó Beto: “la Utopía tenga esa función que Eduardo Galeano le ha concedido: la función de seguir caminando.”[2]  ¿Seguir caminando hacia dónde?   Hacia lo que es mi edén,[3] hacía la enchilada completa.[4]

Es difícil romper con la Babel de nuestro tiempo con sus “[d]iscursos vacíos, palabras atropelladas, lapsus lingüísticos que denotan siempre la verdad, estandartes sin escrúpulos.”[5]  La vacua palabrería no es PANista ni PRIist ni PRDista; el asunto va más allá de lo político.  Por eso es difícil recuperar la expresión: “Un México equitativo y con crecimiento sostenido.[6]  ¿Qué debe ser la formación de ciudadanos críticos, pero no criticones, para que esta frase tan bonita sea más que una mera formula que repetimos como papagayos?

Es difícil poner el “X-Show” [7] Cosmópolis de gira por una acumulación de sesgos que ahora viven dentro de nuestras instituciones y dentro de nosotros mismos.  Marx, Nietzsche y Freud, entre otros, han nombrado algunos de nuestros “pecados” modernos – en pocas palabras, la avaricia y la soberbia para expandir y expandir; el resentimiento y la pasividad que nos impiden crecer porque les convienen al “uno”[8] que seamos borregos, es decir “buenos niños” y “buenas niñas;” y los  miedos y fobias subconscientes que constituyen nuestra armadura y nos impiden escuchar y amar a nuestro propio.

Es difícil poner el X-Show de gira porque no es obvio, no es una disciplina o un campo de estudio, no es la desaparición de las disciplinas en un salto maravilloso a la “transdisciplinaridad,” no es un nuevo partido político, y no es activismo.   Pero esa es una respuesta negativa.  ¿Qué es el X-Show?  Es más, ya que no hay un X-Show sin “X-men” y “X-women,” ¿quiénes son?  ¿Qué será el carácter de ellos y ellas?

Para continuar…


[1]“La Cultura de los Derechos Humanos y la Cosmópolis, 11 de mayo de 2012, https://circulodecafe.wordpress.com/2012/05/11/la-cultura-de-los-derechos-humanos-y-la-cosmopolis/

[2] Beto Rojas, “Tiempos agitados en una democracia,” 9 de septiembre de 2012, https://circulodecafe.wordpress.com/2012/09/09/tiempos-agitados-en-una-democracia-con-muletas/

[3] La verdad ojalá pudiera mentir, pero no puedo: “Éstas tardes obscuras me asustan / y no me hace bien / caminar en sentido contrario / a lo que es mi edén.”  “Si te pudiera mentir,” Marco Antonio Solis.

[4] Mis alumnos y mis colegas saben que suelo utilizar la expresión “la enchilada completa.”  ¿Por qué?  Somos como los primeros filósofos: bebes capaces de balbucear nombres (véase Aristóteles, Metafísica, Libro A, secciones 3-5).  Es demasiado fácil pronunciar la palabra “f-e-l-i-c-i-d-a-d.”  Prefiero hablar de “la enchilada completa” o “el uchepo completo.”

[5] Beto Rojas. Véase la nota #2.

[6] Véase Khublai “Colorín colorado, esta anulación ni ha pasado: Lo que sigue después del final ‘feliz’” 31 de agosto de 2011, https://circulodecafe.wordpress.com/2012/08/31/colorin-colorado-esta-anulacion-ni-ha-pasado-lo-que-sigue-despues-del-final-feliz/

[7] “Como cualquier otro objeto de la inteligencia humana, es en primera instancia una X, aquello que ha de ser conocido cuando comprendemos.” B. Lonergan, Insight: Estudio sobre la comprensión humana, Salamanca: Sígueme, 1999, 297.  El nombrar “Cosmópolis” un “X-Show” es una técnica heurística.  Cuando no sabemos lo que buscamos, lo podemos nombrar.  El nombre “X-Show” nos recuerda de que Cosmópolis es un desconocido conocido.

[8] Véase el análisis de “Das Man” de Martin Heidegger en su obra Sein und Zeit (El Ser y el Tiempo), las secciones 27 y 35.

Anuncios

2 comentarios el “La Babel de nuestros tiempos (parte 1)

  1. Beto Rojas dice:

    Seguimos esperando la Parte II, James Gerard Duffy. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s