Presidenciables 2012, Círculo de Café opina el segundo #debate2012


Como hicimos en fechas anteriores, quienes integramos Círculo de Café llevamos a cabo un ejercicio plural de opinión. A continuación, presentamos las consideraciones y percepciones personales de cada uno de nosotros y nosotras.

Ana Leal (@A_Lejandraa)

Candidatos presidenciales que hacen de todo para que con sus palabras seduzcan a millones de mexicanos. Este segundo debate hizo que dijera muchas veces ¿qué rayos dice? al escuchar propuestas y aseveraciones con respecto a nuestro México. ¿Qué solución es quitarle subsidios a un rubro para pasarle la bolita a otro? ¿Reindustrialización? ¿Copiar modelos de países que no se parecen en lo absoluto al nuestro? ¿De verdad dijeron igualdad, no habrán querido decir equidad? Considero que habría que empezar por aclararles ciertos conceptos a los candidatos y sobre todo para qué sirve un debate, ya que al parecer en sus acordeones decía “Aviéntate el choro de la vida y saca las uñas cuando sea necesario”. Porque en el discurso se escuchan buenísimas algunas propuestas: Impulsaremos al campo, Mejoraremos la calidad de la educación, Más empleos, Seguridad social para todos, Combatiremos la pobreza, Viviremos en un México incluyente… Ajá. Yo, como muchos mexicanos, también quiero un país mejor; sin embargo, el discurso al estilo Miss Universo (“Quiero la paz mundial”) sin puntualizar cómo hacerle para alcanzar tales y tales objetivos, me parece carente de solidez y credibilidad.

En el contexto de la ciencia, siempre que se pretende impulsar un proyecto, lo que nunca debes olvidar es 1) Objetivos, ¿qué se desea alcanzar con el proyecto?; 2) Justificación, ¿para qué rayos quieres hacer eso?; 3), Materiales y métodos, ¿con qué y cómo le harás para conseguir tus objetivos? 4) Presupuesto, ¿cuánto $ se necesita, en cuanto tiempo? Rubros elementales. Los cuatro candidatos deberían saber de esto, y más si se trata del proyecto que quieren impulsar en toda la nación, ¿o no? Candidatos, dejen el choro mareador de las propuestas al aire, y argumenten el cómo.

Justo en estos momentos, a menos de un mes de las elecciones, es imperioso que exista la conciencia política e histórica del rumbo que ha seguido nuestro país. Es esencial preguntarse ¿qué México queremos? Y no solamente para cruzar con una X un color el 1 de julio, no sino para tomar acciones y responsabilidades que como ciudadanos nos corresponden.

Maricela Montero (@maricelamontero)

A escasos veinte días de ejercer el derecho a elegir nuestros gobernantes, tuvimos la oportunidad de observar de nuevo a los candidatos presidenciales en un mecanismo diferente al pasado, haciendo propuestas y planteandonos una imagen de cómo sería nuestro México con cada uno de ellos al mando.

Analizando la actividad de manera general, pienso que le faltó ser un debate en sí, pues no escuchamos propuestas nuevas así como tampoco escuchamos cómo llevarán acabo sus planes.  Creo que la finalidad de estas actividades es que conozcamos las propuestas y que veamos el comportamiento de los candidatos.

En las próximas horas escucharemos a todos los candidatos proclamándose ganadores, pero creo nadie ganó; aquí, el único ganón es el pueblo que pudo observar y escuchar las posturas de cada uno de ellos, pero aun así; es un victoria y un premio bastante triste el escuchar propuestas mediocres y dimes y diretes de los presidenciables.

A fin de cuentas, lo que más vimos fue una descalificación de todos contra todos, una lucha triste por los votos. Cada uno de ellos planteó las mismas cosas abordadas de un punto de vista diferente y con la ideología, obviamente, de los partidos que representan.

Por parte de JVM vimos un claro contraataque que hacía contra EPN y AMLO, además del notorio sexismo tratando de ganar votos por ser mujer.
De parte de AMLO vimos un López Obrador moderado, tratando de no mostrarse radical y cambiando la actitud que mantuvo en el primer debate; me gustó mucho escucharlo haciendo propuestas y no sólo atacando.

A EPN lo noté como siempre muy serio, muy limitado en sus respuestas y con planes y propuestas muy pobres, así como también mostrando la careta mentirosa que representa el PRI.  Pienso que Quadri terminó tomando el papel de moderador del debate. Él, sin nada que ganar ni perder, lanzó ataques y retos cuando no se trataba de esto.

Ya en cada uno de nosotros quedará el rumbo del país, les hago la invitación a todos en que no dejemos en palabras o en una pasajera e hipócrita moda el interés por el país, que el primero de julio salgamos todos a votar, pensemos y analicemos nuestro voto y salgamos a hacer valer nuestro derecho. Con nosotros los jóvenes se levantará el país.

Antonio Cárdenas (@bocho12355)

Un segundo debate más dinámico, donde claramente se reflejan los cambios en la situación electoral desde el primer debate.

Josefina, que después del primer debate fue desplazada al tercer lugar de las “encuestas”, definió el nuevo giro de su campaña que asumió desde hace algunas semanas, una campaña de descalificación ya no sólo contra el Enrique Peña Nieto sino ahora contra Andrés Manuel e incluso contra Gabriel Quadri. Josefina se quedó corta de propuestas desperdició su tiempo en desprestigiar a los demás candidatos recurriendo incluso a la calumnia. No mencionó propuestas reales ni planes de trabajo de gran impacto de limitó al “Nosotros estamos bien y ellos están mal”. Dejó ver la crisis que atraviesan su campaña y su partido.

Quadri no logró acaparar la misma atención que en el primer debate, su táctica de “el ciudadano bueno que sí propone” no bastó esta vez para resaltar en el debate. Siendo incluso ignorado por los demás candidatos quedó algo fuera del debate. Propuestas interesantes como la apertura comercial con China o una Auditoría independiente del congreso son puntos válidos de su discurso. Aún así, fue finalmente evidenciada públicamente su relación con Elba Esther Gordillo y las intenciones de su partido Nueva Alianza.

Andrés Manuel López Obrador finalmente abandonó la estrategia de “el pasado tenebroso” y presentó sus propuestas. Presentó a su gabinete con nombres con peso como Poniatowska y Juan Ramón de la Fuente; también las cifras que soportan propuestas como el “plan de austeridad republicana”, incluso habló de la participación de la iniciativa privada; pero aún así, muchas de sus propuestas no dejan de sonar a demasiada miel sobre hojuelas. No ha abandonado el papel del “mesías mexicano” que es un obstáculo para el cambio e integración de la sociedad que él propone. Aunque muchas de sus propuestas se escuchan muy favorables aún falta “aterrizarlas” por completo para convertirlas en verdaderos planes de desarrollo.

Peña Nieto no logró resaltar. Quedándose algo atrás en el transcurso no pudo responder ante muchos de los ataques de los demás candidatos. Con su típico discurso prefabricado y monótono tipo spot, no dio verdaderas propuestas. Muchas palabras sin fondo y dejando mucho que desear para alguien que supuestamente lidera las encuestas.

Aunque pareciera que este segundo debate mejoró, para mí muchas siguen siendo las mismas propuestas fuera de piso, por parte de los cuatro candidatos. Mejores servicios, más empleos, mejor educación, incluso trenes bala, pero no dicen cómo o de dónde saldrá el presupuesto. A ya pocos días de las elecciones falta un verdadero proyecto de nación viable.

Khublai Villafuerte (@Khu_89)

Un debate vacío. Una vez más la y los candidatos nos demuestran que no se merecen nuestro voto ¿Dónde quedaron los temas relevantes del país? ¿Y el movimiento #YoSoy132 y sus demandas? ¿Y la democratización de los medios de comunicación? ¿O qué tal las reformas en pro de la participación ciudadana? De estos y otros temas muy importantes se habló muy superficialmente (si acaso) y lo que obtuvimos fue un debate sin sabor, con un leve intercambio de ataques pero más que nada, una declaración de la posición de cada uno: el que va ganando y habla siempre dogmáticamente, sin comprometerse; el candidato que tiene esperanzas de alcanzar al primer lugar con el voto indeciso y por lo cual modero su discurso; aquella que ya no tiene nada que perder pero que con esa actitud entre que ataca y propone quizás logre un repunte y el “falso ciudadano” con un discurso malamente reciclado.

Quizás hubo menos lodo en este debate pero ahora los candidatos pecaron de dogmáticos, muy pocos “cómos” para todos los “qués”. Los objetivos de la y los contendientes a la Presidencia pueden ser muy buenos pero una verdadera propuesta de gobierno se distingue por proponer mecanismos y procesos claros (que incluyen sus recursos humanos, financieros y tecnológicos). Quizás alguno lo haya tocado en cierto aspecto pero ninguno como un Jefe de Estado debería de hacerlo y sin la suficiente fuerza como para convencernos de ser la mejor propuesta y no, “el menos peor”. Habrá que aprender a exigir dichos mecanismos en estos 6 años pero más que nada, a trabajar en conjunto como ciudadanía y que este escenario no se repita más que en los libros de historia.
Mención honorífica para los asesores de Josefina que la convirtieron en una boxeadora en el debate y la (re)presentación del hipotético gabinete de Andrés Manuel que fueron los puntos más interesantes de este debate, pero nada más.

Marco López Valenzuela (@MarcoLopezLit)

Habría muchas maneras de comenzar este texto. Que si ganó uno, que si ganó la señora, que si ganó doña Elba. Que quién está detrás de quién y qué partido ha hecho qué. Sin embargo, creo que lo más adecuado es hacer referencia a dos actos que pudieron marcar el rumbo del #Debate2012 y que no lo hicieron.

El primero, si hablamos de cronologías, es el movimiento #YoSoy132, iniciado después de la visita del copete candidato a la Universidad Iberoamericana. Las referencias a este movimiento juvenil fueron casi nulas; sólo la candidata del partido en el poder, Josefina Vázquez Mota, lo hizo. “Usted se escondió en el baño”, dijo a Peña Nieto. No obstante, la falta de referencias al #YoSoy132 fue buena para el movimiento; no debemos olvidar que se autodenominan apartidistas.

El segundo punto es referente a los documentos de The Guardian, el prestigiado diario inglés. Durante toda la semana, el rotativo publicó cartas y acuerdos que presuntamente involucran al ahijado de Arturo Montiel con la empresa Televisa. El candidato que ocupa el segundo puesto, Andrés Manuel López Obrador, debió aprovechar esa oportunidad. Pero no lo hizo y, como dice el refrán, el que perdona pierde.

Sin duda, ambos factores influirán en los resultados del primero de julio. Dejando de lado eso, el debate fue muy similar al anterior. También, hay que decirlo, el fomato merece especial mención. Fue incómodo, difícil de seguir, y, a fin de cuentas, contraproducente para la confrontación de ideas de la que estábamos ansiosos.

Los candidatos punteros, el priísta y el conquistador de Reforma, no se tocaron. Vázquez Mota y el hijo de Elba Esther Gordillo, Gabriel Quadri, mejor conocido como Cuadro, intentaron repartir catorrazos, pero no resultó beneficioso. Los otros dos candidatos los ignoraron casi todo el tiempo y aquello se convirtió en un intercambio de puyas que más parecía un pelito entre niños de primaria. “Votar por ti es votar por la familia de Elba Esther”, decía la señora que, dicen las redes sociales, se parece a la criatura Gollum que aparece en El señor de los anillos. El gemelo perdido de Shaggy, de Scooby Doo, respondió con la hipermodernidad aflorando: “No dejen de checar este video en Youtube ‘Querida Amiga’, para que vean la cercanía que tuvo (Vázquez Mota) con Elba Esther”.

Y ahí murió todo. Regresamos a la mediocridad de las campañas. Al acarreo, a la compra de votos. Al show mediático que no convence, que es mentira. Las exposiciones de propuestas fueron vanas. Muchos qués y pocos cómos. Y nada más. Nada queda después de estos dos debates, salvo algunas opiniones personales y algunos nuevos personajes. Del anterior nos quedamos con la edecán; de este, con el nuevo apodo de Quadri.

Carla Ramírez (@krla_rf)

Esta segunda confrontación parece ser un tanto más clarificadora, sobre todo para el bando de los indecisos. Tocando los temas de Política y Gobierno, México en el mundo, Desarrollo Social y Desarrollo Sustentable, los candidatos han expuesto sus propuestas y sacado algunos trapos sucios. En muy pocas propuesta se ha dicho el cómo hacer para, sabiendo que para tener lo que se llama una buena propuesta se necesita además de decir el objetivo a cumplir, qué pasos se darán y cómo se podrán lograr.

Josefina se nota retadora, al fin, acusando a sus contrincantes de corrupción y autoritarismo, buena dosis merecida para destapar pozos negros, sin embargo dedica poco tiempo para dar a conocer sus propuestas y los pasos a seguir para cumplirlas.

Quadri promete con propuestas innovadoras como la relación con China y fue nuevamente el único en decir cómo hacer con datos objetivos pero tan evidenciado sobre Elba Esther Gordillo.

López Obrador, con muy buen gabinete de trabajo, el único que da otro nombre para la Secretaría de Educación, Juan Ramón de la Fuente, exrector de la UNAM. Su fallo, a la hora de exponer cifras un tanto utópicas y poco probables.

Y Peña Nieto se queda sin mencionar su gabinete, sabiendo muy bien quién mueve los hilos por detrás.

La decisión que tomemos en estos momentos es la que verá el futuro rumbo mexicano, por eso, y ante todo, mientras nuestro voto esté lo mayormente informado, analizado y visualizado a futuro con lo que podría ser este país con cada uno de los candidatos y sus respectivos gabinetes, podremos tomar la mejor decisión, pues México necesita salir adelante, renovarse, para valer ese México que queremos.

Anuncios

Un comentario el “Presidenciables 2012, Círculo de Café opina el segundo #debate2012

  1. julieta Rivera Olguín dice:

    Considero que es muy importante tener en cuenta que estamos por decidir el futuro de México, que no se trata de votar por la “Flor más bella del ejido”, pues en nuestras manos está ese futuro. Tampoco podemos pretender que en tan poco tiempo los candidatos puedan explayarse tanto en sus presentaciones y propuestas.
    En este aspecto hay que señalar que el IFE sólo autorizó dos debates, pudiendo haberse presentado n cantidad de éstos. Tampoco las televisoras (por lo menos lad dos grandes, ni siquiera tv unam programaron otro debate) y MVS quiso hacerlo pero el candidato del PRI se negó a asistir de la misma manera que se está negando a participar en un 3er debate propuesto por los integrantes del movimiento#yosoy132. En consecuencia y de acuerdo a los dos formatos de los debates ya realizados es imposible conocer a fondo las propuestas y los cómos, de éstas. Me parece que tenemos que buscar la información que no nos han podido mostrar los candidatos en los debates de otra manera, acceder a otros medios e informarnos nosotros mismos, de lo contrario vamos a votar a ciegas. Hay candidatos que tienen propuestas más completas y claras, busquémoslas y también asumamos un papel más activo, en virtud de que las circunstancias no noss permiten acceder a la información de manera más directa y de los propios candidatos. Sería increíble lograr tener un debate de altura, que los debates fueran como en los países del primer mundo, que hubiera una verdadera apertura democrática de los medios, pero para lograrlo nos toca seguir picando piedra, tal vez si nos comprometemos las futuras generaciones sí lo disfrutarán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s