José María Cázares Solórzano, un nuevo camino para la CEDH en Michoacán.


“El discurso de los DDHH implica el discurso de los deberes, hablar de deberes implica responsabilidad”
Francisco Javier Ausuátegui Roig.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en Michoacán es un organismo autónomo. Se fundó en 1993 con el objetivo de vigilar el respeto de los derechos humanos y denunciar los abusos de poder y actos que atenten contra la dignidad e integridad de los michoacanos. Sin embargo, durante los últimos años este organismo se ha politizado, aunque la Ley de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos sea clara respecto de las atribuciones de la comisión, de las funciones de quienes la integran y presiden, y de cómo deben ser los procesos de nombramiento del presidente, visitadores, secretario ejecutivo, contralor y directores.

El proceso de nombramiento del nuevo ombudsman michoacano para el periodo 2011-2015 tuvo varias irregularidades, y es necesario hacer un ejercicio de análisis de la transparencia, honestidad y apego a la normatividad en la toma de decisiones de los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos y de la Comisión de Justicia del Congreso del Estado de Michoacán de Ocampo para dar nombramiento del que presidirá este cargo.

El 8 de septiembre del año pasado, el Congreso del Estado, a través de las comisiones de Derechos Humanos y Justicia, emitió la convocatoria para la renovación del presidente de  la CEDH. Los requisitos establecidos por la Ley de la Comisión Estatal de Derechos Humanos para aquellos que deseen ocupar el cargo de ombudsman son, de acuerdo con el artículo 12 de la misma, que éste sea mexicano y cuente con el grado de licenciado en derecho, contar con prestigio y solvencia moral, haber residido en el estado al menos tres años antes de su designación, tener al menos 30 años cumplidos el día de la elección y no haber sido presidente de ningún partido político ni ministro de algún culto religioso.

La recepción de propuestas de aspirantes al cargo fue del 12 al 19 de Septiembre. Se recibieron un total de 17 solicitudes y el 26 Septiembre de 2011 se dieron a conocer los aspirantes al cargo de ombudsman estatal, para que se presentaran a comparecencia y entrevista.

Después de las comparecencias y entrevistas, se integró una terna para proceder a la votación y nombramiento del siguiente ombudsman michoacano, pero la votación se postergó en varias ocasiones y bajo distintos motivos, entre ellos la jornada electoral y no fue sino hasta el 8 de diciembre del año pasado, que se realizó el nombramiento.

Del trabajo académico a la Comisión.

Sin duda, uno de los perfiles más sonados y de los mejores para ocupar el cargo fue José María Cázares Solórzano, quién resultó electo con 33 de 39 votos en el Congreso del Estado.

José María Cázares Solórzano es doctor porla Universidad Autónomade Aguascalientes dentro del Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Conacyt, ex presidente del Colegio de Abogados de Michoacán. Es académico dela UMSNH, institución en la que cursó la licenciatura y la maestría en Derecho. Ha sido profesor de la Divisiónde Estudios de Posgrado desde 1998 y maestro de la materia de Garantías Individuales por esta misma escuela.

El 29 de noviembre del año pasado, días antes de su nombramiento, nos concedió una entrevista en la que nos habla sobre su opinión del proceso de nombramiento del ombudsman michoacano, además de describir parte de su propuesta de trabajo para la CEDH.

Sobre el proceso de nombramiento del ombudsman, Cázares Solórzano aseguró que él fue respetuoso de los tiempos y decisiones tomadas por los legisladores, y que en ese sentido no podía emitir crítica, pues él se concentró en presentar su propuesta y plan de trabajo y dar espacio a la toma de decisiones del congreso.

La propuesta de trabajo parala CEDH que Cázares Solórzano compartió  y presentó en su comparecencia gira en torno a tres ejes fundamentales. El primero, la atención a grupos vulnerables con especial énfasis en mujeres en situación de pobreza e indígenas. El segundo, trabajo en los centros de readaptación social, donde son frecuentemente vulnerados los derechos humanos, y como tercer eje, la creación de una cultura de los derechos humanos, a través de la participación y vinculación de diferentes sectores de la sociedad e instituciones, dándole difusión a los derechos humanos en las universidades, y utilizar como estrategia la educación.

En la entrevista, el catedrático subrayó que uno de los retos que va a enfrentar la comisión es la falta de credibilidad y la pérdida de confianza en ella que se ha suscitado durante los últimos años. Por ello, propone recuperar la autonomía de este organismo, a través del respeto y cambio de trato a las personas que se acercan a la comisión y fortaleciendo la vinculación y relación con otras instituciones para que el trabajo tenga mayor impacto.

El catedrático también compartió su trabajo en el tema de derechos humanos a lo largo del tiempo, desde la academia y a través de un proyecto de investigación aplicada al interior de los centros de readaptación social, mientras estuvo en la visitaduría regional en Zitácuaro.

Por último, consideró que es necesario hacer un plan de trabajo a largo plazo, para que la comisión de derechos humanos, pueda tener un trabajo de mayor alcance, y que no represente un sesgo el cambio de administración.

Expectativas ciudadanas.

A través del seguimiento del proceso de nombramiento del ombudsman para Michoacán en el periodo 2011-2015 y con el acercamiento a Cázares Solórzano reafirmamos la necesidad de buscar los perfiles más adecuados para ocupar un puesto de tal magnitud, y la importancia de la incidencia de la sociedad civil organizada en este tipo de acontecimientos.

No resulta nuevo que muchas de las decisiones y acciones de quienes nos representan en el Congreso se realicen de manera irregular, pero la crítica en este sentido va para dar una muestra de conciencia y muestra de que hay ciudadanos y ciudadanas que vigilan a quienes escogimos para que nos representen, en esta ocasión en un tema relevante que, debido al pasado proceso electoral, no tuvo un gran alcance mediático y de difusión, aunque se trate de una institución que nace para estar en manos de la ciudadanía.

En sus primeros días como presidente de la CEDH, Cázares Solórzano ofreció un ciclo de conferencias Quinientos Años Del Sermón de Montesinos y del comienzo de la tradición Iberoamericana de Derechos Humano, a cargo del doctor Jesús Antonio dela Torre Rangel, profesor e investigador dela Universidad Autónoma de Aguascalientes.

La vigilancia como ciudadanos y ciudadanas se continúa después del nombramiento y durante la administración en turno a fin de sumarse a crear una cultura de los derechos humanos y máximo respeto de los mismos, y por ello ofrecemos este espacio.


Anuncios

Un comentario el “José María Cázares Solórzano, un nuevo camino para la CEDH en Michoacán.

  1. Carlos dice:

    CNDH organismo de papel sin ninguna atribución mas que dar simples recomendaciones, siguiendo la politica neoliberal de los “protectores” de los derechos humanos (EUA); entorpecedora de la justicia queriendole otorgar facultades son competencia de la SCJN.
    (influencia de pensamiento de un profesor de mi facultad)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s